Un entrerriano será el nuevo vocero presidencial: quién es Juan Ross

El entrerriano oriundo de Gualeguaychú y futuro secretario de Comunicación y Prensa se desempeñaba hasta ahora como director nacional de Publicidad Oficial, cargo en el que había sido designado el 30 de enero de 2020.

Juan José Ross fue designado por el presidente Alberto Fernández como el vocero reemplazante del renunciante Juan Pablo Biondi, quien había sido señalado duramente por la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner por operaciones de prensa que partían desde el "entorno presidencial", aseguró en su carta publicada este jueves.

Ross ya ocupa un cargo dentro del organigrama del Gobierno nacional y es el de Director Nacional de Publicidad Oficial, organismo dependiente de Secretaría de Medios y Comunicación Pública, a cargo de Juan Francisco Maritello.

De acuerdo a lo difundido por fuentes en la Casa Rosada a los medios periodísticos, jurará el lunes a las 16 al igual que todos los nombres elegidos para conformar el nuevo gabinete de ministros que acompañará al máximo mandatario.

El nacido en Gualeguaychú fue abogado administrativista del Sindicato de Técnicos Operadores (ATRAAC) que luego despegó hacia el plano de la administración pública.

En su currículum figura los puestos de subsecretario de Gestión Administrativa, director de supervisión del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) y Vicedirector de Radio Nacional y Gerente del Canal 7.

En el COMFER, en tiempos de Julio Bárbaro como titular, participó en lo que fueron los primeros indicios de la nueva Ley de Radiodifusión que empezó a impulsar el expresidente Néstor Kirchner.

En 2003, Ross concurrió a una reunión en Río Negro a la que asistió el presidente de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) y ejecutivo de Cablevisión, Walter Burzaco y le señaló: “No vamos a hacer nada como Estado que destruya la industria del cable".

La intención del Ejecutivo, señaló en aquél momento, es “incorporar a las asociaciones civiles a la titularidad de los medios, pero sin afectar los sistemas que se encuentran funcionando eficientemente. (Ámbito)