Beneficios aprobados para monotributistas tras cambios introducidos al proyecto

Tras negociaciones que se prolongaron durante la sesión, el texto recibió modificaciones y se aprobó por unanimidad. La iniciativa que beneficia a más de cuatro millones de autónomos y monotributistas fue girada al Senado.

Por unanimidad, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de "alivio fiscal" para autónomos y monotributistas que beneficia a más de cuatro millones de personas y quedó listo para ser tratado en el Senado.

El texto que recibió 237 votos a favor sufrió modificaciones luego de negociaciones que mantuvieron, incluso durante el transcurso de la sesión, los jefes de bloque de las diferentes bancadas.

La iniciativa adelanta al 1 de julio el ajuste para los montos máximos de facturación del monotributo.

El texto original elevaba en un 29,12% los topes de facturación, un porcentaje equivalente al que aplica AFIP que lo hace cada 6 meses, en enero y julio.

Para sumar el acompañamiento de Juntos por el Cambio, que en comisión había firmado un dictamen de minoría, se acordó que la escala de facturación de las categorías A, B, C y D suban un porcentaje del 60% para favorecer a los pequeños contribuyentes de menores ingresos y evitar así que salten de categoría.

Además, se eximirá solo del componente impositivo a las Categorías A ($288 por mes) y B ($555). Para darle progresividad a la medida este beneficio se aplicará a los monotributistas “puros”, es decir aquellos que no tienen otros ingresos ya sea por jubilaciones, relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles.

Esta exención del componente impositivo beneficiará a 2,1 millones de monotributistas, el 47% del total. En tanto, se aclaró que no se afectará a fondos de obras sociales, no seguridad social.

Tras los cambios, la facturación que podrá alcanzar cada categoría del monotributo será la siguiente: Categoría A $748.382,07; Categoría B $1.112.459,83; Categoría C $1.557.443,75; Categoría D $1.934.273,04; Categoría E $2.277.684,56; Categoría F $2.847.105,70; Categoría G $3.416.526,83; Categoría H $4.229.985,60; Categoría I $4.734.330,03; Categoría J $5.425.770,00; y Categoría K $6.019.594,89.

En el caso de los autónomos, el proyecto inicial proponía incrementar la deducción especial en 2 veces la ganancia no imponible, pasando la deducción de $505.129,66 a $757.694,52. De esta manera la “brecha” de la deducción especial entre el empleado y el autónomo se achicaba de $707.181,58 a $454.616,72. Además, para nuevos profesionales se elevaba de 1,5 veces a 2,5 veces la ganancia no imponible.

En el debate en el recinto, se decidió subir de 2 veces a 2,5 veces la deducción especial para autónomos y 3 veces para los nuevos profesionales. "Esto es un beneficio adicional para 140 mil contribuyentes autónomos que pagan el impuesto a las ganancias", indicaron desde el oficialismo.

 

 

Mensajeanos