Denunciaron penalmente a jóvenes que iniciaron el contagio por COVID-19 en Colón

"Quiero que haya una responsabilidad penal, porque es lo más justo para el resto de los vecinos que cumplieron con la cuarentena, a diferencia de estas personas, que han generado esta situación", sentenció el intendente Walser.

El intendente de Colón, el vecinalista José Luis Walser, puso en conocimiento de la Justicia Federal de Concepción del Uruguay por el incumplimiento a un mandato presidencial en el que incurrieron los cuatro jóvenes que iniciaron el contagio de coronavirus en una ciudad que hoy registra 11 casos, un estricto aislamiento y la vuelta a la fase 1 de la cuarentena, medida que también se hizo extensiva a las vecinas San José y Pueblo Liebig. Walser confirmó que se puso en contacto con el juez federal Pablo Seró y la fiscal federal Josefina Minatta y les pidió que se inicien las actuaciones contra las personas que violaron la cuarentena en Colón. Luego de que fuera dictado el Decreto de Necesidad y Urgencia 260/20 el 12 de marzo, las dependencias del Ministerio Público Fiscal de la Nación de distintas jurisdicciones del país comenzaron a tomar intervención cuando fueron puestas en conocimiento de violaciones al artículo 7 de esa norma, que establece que "en caso de verificarse el incumplimiento del aislamiento indicado y demás obligaciones establecidas en el presente artículo, los funcionarios o funcionarias, personal de salud, personal a cargo de establecimientos educativos y autoridades en general que tomen conocimiento de tal circunstancia, deberán radicar denuncia penal para investigar la posible comisión de los delitos previstos en los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal". El jefe comunal recordó que ni bien conocieron el reporte de los primeros cuatro casos, el jueves, redactaron un decreto a nivel de la Municipalidad de Colón para la vuelta a la fase 1 de la cuarentena.

Lo que falló en Colón

Consultado por El Entre Ríos Ahora, Walser explicó que "en el control de ingreso a la ciudad, que lo hacemos en conjunto con Gendarmería, tenemos un dispositivo de declaración jurada para aquellas personas que vengan de lugares con circulación viral". "Ese procedimiento se cumplió a rajatabla", remarcó el intendente. Y continuó: "Hay otro procedimiento, que es la toma de temperatura. Lo que pasó en Colón fue el caso de una persona asintomática pero atravesó sin síntomas el control, que notificó el lugar donde iba a hacer la cuarentena. Lo acompañamos a su domicilio, como hacemos todos. Después, siguió el control sanitario. Aunque cuando fue la Policía no los encontró". "Entiendo el enojo de los vecino", aseguró Walser, al remarcar: "No sólo responsabilizan a estos vecinos por la situación, sino que están muy enojados. Y piden denuncias judiciales". "Lo que hice es comunicarme con el juez federal Pablo Seró, y con la fiscal Josefina Minatta, y les pedí que iniciaran las actuaciones por incumplimiento de la cuarentena. Les pedí que se cumpla el procedimiento y me puse a disposición. Quiero que haya una responsabilidad penal, porque es lo más justo para el resto de los vecinos, que tuvieron que guardarse, estar en su casa, cumplir con la cuarentena a diferencia de estas personas, que no fueron del mismo modo responsables, y han generado esta situación", sentenció.

Incurrieron en un delito

"Esto va a tener un correlato en la Justicia y eso es lo que yo les he transmitido a los vecinos. Pero más allá del incumplimiento de estas personas, mañana puede ser cualquiera de nosotros que esté en esta situación porque el virus no distingue. Esto lo digo porque no podemos criminalizar nuestra acción. Hay que ser cuidadosos. Cada uno sabe cuál es su responsabilidad, y el que no la cumple ya está establecido cuál es la consecuencia. Por lo demás, tenemos que seguir adelante, porque si nos ponemos a discutir sobre esto no dejamos trabajar a la gente que está ocupada en la prevención y en los cuidados. Hay que llevar tranquilidad", destacó el intendente de Colón.

Colón volvió a la fase 1 de la cuarentena

Al preguntarle al intendente cómo afecta a la ciudad esa situación, éste reconoció: "Afecta en todos los aspectos. El primero es el personal. Tuvimos más de 70 días una situación de encierro, y ha generado muchos cambios. En este tiempo no se ha podido trabajar y se ha visto el detrimento de la economía familiar, o empresarial, el que vive de la diaria, el cuentapropista. Pero todo eso se había comenzado a sanar, y hoy debemos volver atrás. Siempre es un problema esto, en cualquier comunidad. Y te schokea. Pero hay que seguir".

Al indicar que la vuelta a la fase 1 del aislamiento será durante un plazo de 14 días, Walser acotó: "Esta situación, que nos pasó en Colón pero podría haberse dado en cualquier ciudad, el sistema sanitario ya la tiene prevista para la pandemia. Claramente que ganamos mucho tiempo porque el sistema sanitario respondió bien, se contactó a las personas, se hicieron los hisopados correspondientes, se trabajó bien. Eso habla de un trabajo previo que ganamos durante el aislamiento. Son cuestiones positivas para destacar en esta situación difícil. Era esperable esta situación, nos tenía que pasar, a nosotros o a cualquier otra ciudad. Lo que tenemos que hacer es convertir la bronca, la rabia en más responsabilidad, y lograremos contar el contagio del virus".

Sobre la posible cadena de contagio

Lo que se sabe es que la mamá de uno de estos jóvenes viajó acompañada por el hijo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para un tratamiento médico. El hijo, después, tuvo activa vida social en Colón y se sospecha que ése pudo haber sido el disparador para los cuatro contagios. Viajó a una ciudad con circulación activa del virus y no tomó los recaudos a la vuelta a su ciudad. Cuando empezaron a sentir algunos síntomas -uno refirió la pérdida del gusto- fueron analizados por el médico Pablo Martínez, el único neumonólogo del departamento Colón, y dio positivo para los cuatro jóvenes.

De acuerdo a lo que pudo relevar Entre Ríos Ahora, uno de los jóvenes con Covid-10 positivo tiene un gimnasio, otro reparte hielo y agua envasada en Colón y también en San José; y un tercero arregla equipos acondicionadores de aire; los cuatro forman parte de un club de rugby, y el sábado estuvieron reunidos en un lugar turístico, La Aldea, ubicado en la Junta de Gobierno San Anselmo, próximo a Colón. En ese lugar, donde se reunieron con otras personas, tomaron mate y luego comieron un guiso, según la información recabada por ese sitio. La Aldea es un complejo turístico muy exclusivo, ubicado en el kilómetro 142 de la ruta nacional 14, a orillas del río Uruguay. "La Aldea Club de campo es la experiencia de disfrutar de una naturaleza única que convive en equilibrio con todo el confort y comodidad de tu propia casa. Todo esto a sólo 15 minutos de la ciudad de Colón, transitando 14 km de ripio en buen estado, a 320 km de Buenos Aires, podrás aprovechar 325 hectareas de vida en el continente como también en la isla. Frondosos bosques y playas hacen de La Aldea un lugar increíble para descansar junto a la familia", se presenta desde la web. No se sabe si en ese momento, o en otra reunión, si fueron cuatro o pueden ser más, y por eso ahora empezó la búsqueda de la cadena epidemiológica en Colón. De momento, de los cuatro jóvenes con Covid-19 positivo, sólo uno permanece internado en el Hospital San Benjamín; los otros tres cumplen con el aislamiento estricto en su casa. Ahora, en la ciudad se ha desatado un clima de preocupación y zozobra entre las personas que han tenido contacto con esos cuatro jóvenes durante los últimos días.