Piden que el Parlamento italiano sesione de forma remota

Los diputados italianos buscan reducir al mínimo el contacto físico y replicar la respuesta de otros países europeos como Reino Unido, cuyo Parlamento retomó las sesiones de manera online.

El oficialismo italiano pidió que el Parlamento comience a sesionar de forma remota, luego de confirmarse un nuevo caso positivo de coronavirus en el recinto. Se trata del diputado de la Liga, Diego Binelli. De esta forma, ya son siete los casos confirmados en la Cámara de Diputados. La situación generó un gran malestar en las filas de diferentes grupos parlamentarios, preocupados por la eficacia de las medidas para impedir contagios dentro de la sede legislativa.

La iniciativa para adoptar el voto telemático fue formulada por los diputados Alessandro Fusacchia, del partido +Europa, y Emanuele Fiano, del Partido Democrático, ambos miembros de la coalición que responde al primer ministro Giuseppe Conte. Los diputados italianos buscan de esta forma reducir al mínimo el contacto físico y replicar la respuesta de otros países europeos como Reino Unido , cuyo Parlamento empezó a sesionar de manera online por primera vez en su historia.

El diputado Fusacchia le exigió al presidente de la Cámara, Roberto Fico, la adopción del voto telemático, "usando las nuevas tecnologías, visto que estamos en el siglo XXI", informó el diario La Repubblica. Fusacchia lamentó la falta de medidas de protección y le pidió a Fico que actúe para garantizar que no se registren más contagios. "Las medidas adoptadas hasta hoy son inadecuadas. El gobierno tiene la fase dos pero nosotros estamos en la fase menos uno", afirmó en la última sesión desde el Parlamento, antes de reclamar que se reduzca "al mínimo" la "presencia física" de los parlamentarios en la cámara legislativa.

Por su parte Emmanuele Fiano, diputado del Partido Democrático, destacó que hay que habilitar nuevos espacios dentro de la Cámara de Diputados para que se pueda garantizar el distanciamiento necesario para que no haya más contagios.

"Debemos garantizar la seguridad también donde, como desgraciadamente ya ha sucedido, falta la colaboración de algunos colegas", expresó en tanto Francesco D'Uva, uno de los tres secretarios técnicos de la Cámara Baja Italiana. Días atrás, un diputado de la Liga entró al Parlamento con fiebre y se negó a ponerse mascarilla a pesar de los requerimientos del personal sanitario y del resto de los parlamentarios.

La elevada presencia de parlamentarios en la sesión celebrada el 24 de abril llevó a un grupo de más de 60 diputados a exigir normas más estrictas de seguridad. Por ese motivo, desde el 30 de abril la Cámara de Diputados habilitó a los parlamentarios para que puedan ocupar las gradas del público. Esto les permitió cumplir con el distanciamiento social, algo que no era posible apelando solamente a las bancadas reglamentarias. Además, se les permite votar con una tableta electrónica para evitar acercarse a otros parlamentarios.

El contagio de Diego Binelli es el séptimo caso de coronavirus confirmado en la Cámara de Diputados. En todos los casos anteriores, los parlamentarios pudieron sobreponerse a la pandemia. La Cámara de Diputados de Italia tiene 630 miembros, y el Senado otros 315 integrantes.