Con ayuda de un perro y scanner, Gendarmería incautó más de 265 kilos de cocaína

Tras un operativo realizado en el marco de una investigación que incluyó el despliegue en varias provincias, Gendarmería Nacional Argentina logró interceptar un cargamento de cocaína oculto dentro de un camión.

Con autorización del Juzgado Federal N° 1 de la provincia de Corrientes, y como parte de una causa en trámite ante dicha autoridad judicial, personal perteneciente a la GNA apostado en la provincia de Jujuy inició un seguimiento controlado sobre un camión respecto del cual había sospechas de que era utilizado para la maniobra ilícita. De esta manera, al llegar a la zona de Taco Pozo (provincia del Chaco), trabajadores de la fuerza federal detuvieron al vehículo y lo sometieron a un control en el que incluyeron a un perro antinarcóticos. Si bien éste marcó la zona de la cabina en reiteradas ocasiones, a simple vista no se encontró material estupefaciente.

Fue entonces que los gendarmes decidieron trasladar al camión hasta Roque Sáenz Peña, en donde con la ayuda de un scanner móvil de la AFIP-Aduana se pudo detectar un doble fondo: allí, en total, se secuestraron 250 paquetes que contenían cocaína cuyo peso alcanzó los 265,560 kilogramos. Dichos paquetes se hallaban distribuidos en seis recipientes metálicos acondicionados dentro de los tanques de combustible del vehículo.